Skip to content

Qué es el SENSOR TPS en un Auto

Cuando la aceleración de un vehículo se ve fuertemente afectada, el sensor TPS (Sensor de Posición del Acelerador) resulta ser el responsable. Pero, ¿qué es el Sensor TPS en realidad y qué tanto afecta en el rendimiento de un auto?

Videos de 1min en donde conocerás la respuesta a preguntas frecuentes sobre el Sensor TPS

¿Qué es el sensor TPS y para qué sirve?

En palabras sencillas, el Sensor de Posición del Acelerador es un pequeño transmisor de señales que controla la cantidad de combustible que se inyecta en el motor, pudiendo hacer esto mediante la emisión de pulsos que son recibidos por la computadora del vehículo.

De esta manera, el sensor TPS se puede encargar de verificar la posición de la mariposa de aceleración ubicada en la entrada del vehículo, regulando con ello la aceleración y permitiendo un correcto funcionamiento del coche en términos generales.

Las siglas TPS del sensor vienen del inglés “Throttle Position Sensor”, lo que vendría a ser lo mismo que “Sensor de Posición del Acelerador”.

¿Qué es el sensor de la mariposa?

El sensor de la mariposa es, en esencia, lo que ya se ha mencionado como sensor de posición del acelerador, ello en vista de que el sensor TPS se encuentra ubicado en el cuerpo de mariposa del motor.

Para quien lo desconozca, el cuerpo de mariposa es un tipo de válvula que regula la entrada de aire en el vehículo, siendo este aire el mismo que se mezclará con el combustible para permitir su uso correcto en el funcionamiento del motor. Por supuesto, esta válvula se activa gracias a una guaya que conecta esta pieza (la mariposa) con el pedal o acelerador del auto.

¿Qué pasa si falla el sensor TPS?

Cuando el sensor TPS falla, es muy común encontrarse con los siguientes síntomas que evidencian su mal funcionamiento:

  • Pérdida de potencia en el vehículo.
  • Corcoveos o jaloneos del motor.
  • Luz de “Check Engine” encendida en el tablero.
  • El motor se apaga de forma reiterada.
  • Ralentí inestable.

En esencia, el sensor TPS es un componente electrónico que actúa como potenciómetro conectado con la computadora del vehículo. En dado caso de que este sensor falle debido a un cortocircuito o a un circuito abierto, la computadora sustituye el valor que emite el TPS por una señal artificial que toma como base la velocidad del motor. Por esta razón, las posibles fallas que se presentan con el sensor TPS dañado están relacionadas con falta de potencia y apagado del vehículo.

Hay que tener en cuenta que el sensor TPS de posición del acelerador es alimentado por 5 voltios y que, además, la señal que emite es inversa a la apertura de la mariposa, entregando estos 5 voltios a la computadora (para su debido procesamiento), cuando esta se encuentra totalmente cerrada.

¿Cómo puedo saber si el sensor TPS está dañado?

Los síntomas de fallas en el sensor TPS no son suficientes para corroborar si esta pieza está presentando fallas o no. Para saber si este sensor está verdaderamente dañado, es necesario revisarlo minuciosamente y probarlo para comprobar su óptimo funcionamiento.

Si se ha probado el sensor TPS y se ha determinado que no se mueve de la forma adecuada, la solución más rápida y certera sería cambiarlo por un sensor totalmente nuevo y acorde al vehículo que poseas.

¿Cuánto cuesta el sensor TPS?

Pese a que el sensor TPS puede variar mucho dependiendo del fabricante del vehículo, el precio de esta pieza suele ser muy general y estandarizado en todas partes del mundo. Dicho precio, oscila los 20 USD o euros dependiendo de dónde decidas comprarlo, haciendo de esta una pieza accesible que conviene más cambiar, antes de intentar repararla de alguna manera si es que no funciona.

¿Cómo reiniciar el Sensor TPS?

No se puede reiniciar el sensor TPS de forma literal, ya que este sensor solo se encarga de emitir una señal que es interpretada por la computadora para cerrar o abrir la mariposa según se requiera. Lo que sí se puede y debe hacerse con el sensor de posición del acelerador (más que reiniciarlo), es calibrarlo de la mejor forma posible, logrando con ello que la pieza rinda de la mejor manera.

¿Qué tiene que ver el sensor TPS con la caja automática?

Cuando se habla de un vehículo con caja automática, el sensor TPS se ubica directamente en el acelerador y se utiliza para detectar la posición del pedal de todo el sistema de aceleración. Con esta información, la computadora del vehículo puede controlar la cantidad de combustible que se inyecta en el motor, pudiendo utilizarse también para controlar la transmisión automática.

Si el sensor TPS está funcionando mal, la transmisión automática por sí misma no funcionará correctamente, ya que el TPS envía una señal al módulo de control de la caja automática que indica la velocidad en la cual se debe cambiar de marcha. ¡Eso es lo que tiene que ver el sensor TPS con la caja automática!

¿Cómo probar un sensor TPS con 3 cables?

El tipo de sensor TPS que más se suele utilizar en los vehículos es aquél que consta de tres cables principales, pudiendo probar esta clase de sensores siguiendo las indicaciones que aparecen enseguida:

  1. Ubica el sensor TPS en donde se encuentre la mariposa para la entrada de aire.
  2. Verifica que no exista ningún tipo de desconexión de las puntas. Por norma general, las puntas de color negro o rojas y la punta amarilla se encuentra ubicadas en el centro de la pieza.
  3. Toma un osciloscopio en el TPS y ve moviendo la mariposa para verificar que la señal sube y baja dependiendo de su apertura. De no hacer esto, el sensor TPS se encuentra definitivamente en mal estado.
  4. Con un voltímetro, mide la señal en cualquier punto del sensor TPS, corroborando que esta señal siempre marque 5 voltios independientemente del punto en el que midas.

¿Cuál es la función del sensor TPS en un auto?

Entrando de lleno en detalles técnicos, es gracias al sensor TPS que el Módulo de Control Electrónico del vehículo (ECM o PCM según dependa) puede identificar condiciones de aceleración rápida, cargas plenas, parciales y hasta marcha mínima del motor. Siendo específicos, el sensor TPS funciona de la siguiente forma:

  • Una vez que el motor se encuentra en ralentí, el TPS envía una señal al PCM que corresponde con el ángulo cero grados (0°) de la mariposa del cuerpo de aceleración. En relación con la garganta que accede al múltiple de admisión, la mariposa se encuentra totalmente vertical en cero grados, advirtiendo que está cerrada y que no hay paso de aire.
  • Cuando el sensor traduce un ángulo de cien grados (100°), esto significa que la mariposa se encuentra totalmente paralela con respecto a la garganta, indicando que la aceleración está en su máximo.
  • Con la información anterior, el ECM toma el control de las revoluciones del motor tomando en cuenta, además, los gases que entran al motor, la temperatura en la cual se encuentre el refrigerante y la carga eléctrica que demanda el automóvil (captada por el TPS).
  • Así pues, la señal voltaica que emite el TPS va cambiando con relación a la posición que tenga el acelerador, teniendo señales bajas a medida que el auto entre en ralentí y señales altas mientras el auto acelera.

¿Cómo calibrar TPS con multímetro?

Para calibrar el sensor TPS con un multímetro hace falta seguir los siguientes pasos:

  1. Ubica el sensor TPS y, con ello, también ubica un multímetro para la calibración.
  2. Toma el cable rojo que se encuentra en el centro del sensor y conéctalo al cable positivo del multímetro (puede que sea necesario pelar un poco el cable para hacerlo).
  3. Coloca el extremo negativo del multímetro a tierra y coloca el valor del mismo en 20 voltios.
  4. Afloja un poco el sensor TPS detrás de la mariposa, no retirando por completo los tornillos del sensor para no tener que retirar la pieza totalmente.
  5. Coloca la llave de ignición en ON sin encender el vehículo, verificando así el multímetro y observando cuántos voltios refleja.
  6. Intenta llevar el valor de los voltios reflejados en el multímetro a 0,5 V y, una vez logrado, aprieta bien los tornillos del sensor.
  7. Desconecta el extremo negativo de la batería por unos 10 segundos y vuelve a conectarla (con esta acción, estarías reseteando la computadora para un acople más adecuado del sensor TPS).

¿Qué pasa si se daña el sensor TPS?

Como se ha mencionado con anterioridad, si el sensor TPS llega a sufrir daños de alguna manera, el PCM sustituye el valor equivocado que emite el TPS por una señal falsa o artificial basada en la rotación del motor. Esta señal, como podrás imaginar, no es de lo más confiable, por lo que es común que el motor se apague en reiteradas ocasiones si este sensor TPS está dañado.

Adicional a lo ya mencionado, cuando el señor TPS se daña puede emitir señales intermitentes que generan ráfagas de combustible, siendo esto interpretado por el PCM que el acelerador está siendo accionado, produciendo así un ralentí inestable.

¿Qué pasa si se desconecta el sensor TPS?

El PCM toma como defectuoso el sensor TPS si este se desconecta o no está conectado correctamente. Esto significa, en esencia, que actuará igual que lo ya descrito cuando se daña el sensor TPS.

Finalmente, para complementar todo lo ya comentado, se puede comentar que el TPS se puede desajustar con la temperatura, modificando la resistencia interna del sensor si es que hay un recalentamiento y, por consiguiente, cambiando el valor mínimo de entrada para acelerar y no efectuando su control respectivo. ¡Ya conoces lo más básico del sensor de posición del acelerador!